Death Stranding

Análisis Death Stranding

PC PS4
9.2

Asombroso

Sam deberá cruzar Estados Unidos de Este a Oeste.

El videojuego del equipo de Hideo Kojima nos pone en la piel de Sam Porter Bridges, interpretado por el actor estadounidense Norman Reedus, quien es más conocido por interpretar a Daryl Dixon en The Walking Dead, Anton Hesse en Hawaii 5-0 o a Scud en Blade II, por citar algunos ejemplos. Sam Porter trabaja como repartidor para la compañía Bridges, una empresa que se dedica a los repartos de distintos paquetes de todo tipo a lo largo y ancho de Estados Unidos, con el objetivo de conectar todas y cada una de las ciudades del país y, por supuesto, a su gente. Y este mensaje es muy importante, puesto que la temática de los lazos y de la unión entre las personas, así como que la unión entre todo el mundo puede llegar a lograr grandes cosas son algunas de las temáticas principales del videojuego, más allá de entregar paquetes porque sí.

Asimismo, el videojuego nos sitúa en un mundo post-apocalíptico, años después de que dé lugar un suceso que le da el nombre al título, Death Stranding, con el que aparecieron tres sucesos que, en un principio, se consideran paranormales. El primero es la aparición de los EVs o Entes Varados, unos espectros que, a simple vista, parecen invisibles y que debemos detectar gracias a nuestro BB o Bebé Bridge, un bebé encerrado en una cápsula que cargamos en todo momento, simulando ser la madre del propio nonato. Éste es capaz de detectar a los Entes Varados, quienes son las almas de las personas que han muerto y que intentan arrastrar a los vivos al mundo del más allá.

El segundo suceso que apareció tras el Death Stranding fue el Declive, también llamada Cronolluvia, la cual es una lluvia que acelera el paso del tiempo de todo aquello que toca. Este suceso meteorológico se debe a la gran densidad de quiralio, que es un material proveniente del mundo de los muertos, y que está presente en la atmósfera. No se sabe de qué manera afecta a la materia, pero se cree que se produce por la gran conexión que hay entre la Playa y el Declive. Ya hablaremos más delante de La Playa.

El tercer y último suceso provocado por el Death Stranding fue la aparición de los Vacíos, unas explosiones de antimateria que suceden cuando un Ente Varado consume a un humano, haciendo que la materia de la persona y la antimateria del EV interactúen, produciendo así los denominados vacíos.

Entre todas estos problemas, Sam deberá cruzar Estados Unidos de este a oeste para reconectar el país con la Red Quiral, una red que utiliza las Playas para enviar grandes cantidades de información de todo tipo al instante, y así poder evitar la extinción de la humanidad. Y este es otro de los temas principales del videojuego: la extinción. Tanto las que ya han acontecido en nuestro planeta como la que se supone que aparece tras el Death Stranding.

Y hablando de las Playas, éstas son lugares ubicados entre el mundo de los vivos y el de los muertos, un limbo, para que me entendáis. Cada persona tiene su propia Playa y no tienen que parecerse entre sí necesariamente.

Dicho esto, ya tenemos una macedonia lo suficientemente jugosa como para hacernos una pequeña idea de lo que trata Death Stranding. El problema con hacer una review de este juego tan enfocado en la narrativa es que es complicado no soltar ningún spoiler. Pero os aseguro que la historia del videojuego es magnífica, bajo mi punto de vista al menos. Eso sí, os recomiendo no estar atentos solo a la historia que os muestran o a la historia dentro de las propias misiones, sino, también, a la información que se puede hallar en entrevistas, mensajes y demás.

Pasando a hablar de otros aspectos, como, por ejemplo, los gráficos, cabe destacar que los entornos son absolutamente preciosos. No han sido pocas las veces que me he quedado embobado mirando el paisaje, ya sean las pedregosas montañas, las verdes llanuras o los paisajes nevados.

El videojuego está muy mimado en este aspecto y es que hay una gran variedad de detalles, ya no solo en cuanto al paisaje como ya os he mencionado anteriormente, sino en lo referente a cosas como la sangre, el barro o las huellas que vamos dejando en la nieve, etc. Sin embargo, me he quedado con ganas de ver el interior de los refugios más en profundidad, así como una mayor variedad de dichos interiores.

Hablando ahora de su jugabilidad, es cierto que es el punto más polémico, puesto que no han sido pocas las personas que mencionan que el videojuego trata “solamente” de ir de un lado para otro, como si fuese lo que se denomina un “walking simulator”. Es cierto que la jugabilidad podría mejorar en algunos aspectos, pero se siente perfectamente como lo que quieren transmitir todos aquellos que han trabajado en el juego: no es un mundo fácil en el que vivir. Y las circunstancias del terreno se notan y mucho. Si vas por un terreno llano, el camino será mucho más sencillo que si vas por un camino lleno de piedras o por uno nevado. También el juego tiene mucho en cuenta el equilibrio de Sam, por lo que si llevamos mucho peso o mucho volumen de carga a nuestras espaldas, no tendremos la misma estabilidad que si llevamos poca entrega.

Asimismo, también disponemos de varios vehículos con los que podemos facilitar el reparto. Si quieres priorizar velocidad, puedes usar la moto, mientras que, si quieres priorizar la capacidad y la estabilidad, puedes utilizar un camión.

Otra de las grandes características de Death Stranding y, dándole más valor a lo que he comentado antes de los lazos, es que podemos realizar varias construcciones, desde puentes a refugios o, incluso, arreglar tramos de carreteras, para que nuestros vehículos se desplacen más rápidamente. Claro, el juego nos da la opción de realizar estas construcciones, usando los materiales pertinentes, de una forma solitaria pero, si decidimos colaborar con otros jugadores, estas construcciones se realizan de una forma mucho más sencilla y rápida. A pesar de que no veamos a estos jugadores en nuestras partidas, si que podremos ver algunas de las construcciones que podremos no solo ayudar sino, también, utilizar.

El combate y el sigilo aunque es relativamente satisfactorio, creo que tiene algunos errores. He podido notar que el sigilo no es del todo fiable, puesto que ha habido ocasiones en las que me he ocultado y, aún así, he sido detectado por los enemigos. Por otra parte, el combate, aunque bueno, lo he sentido un tanto lento, tanto el combate cuerpo a cuerpo como con armas. Aunque supongo que lo han querido hacer más realista en ese sentido.

Por último, hablando de la música, cabe destacar que es otro de sus puntos fuertes. Sin embargo, hubiese preferido que, en ciertos momentos, pudiera elegir la música que sonase en ese momento.

Aunque el videojuego me ha encantado, si que es cierto que, como ya he mencionado anteriormente, hay cosas que no me han gustado del todo. Sin embargo, para todo aquél que le gusten los videojuegos que, como digo, tienen un fuerte peso en la narrativa y sea fan de la obra de Hideo Kojima, estoy bastante seguro que le gustará.

Bueno

  • Su original propuesta y sorprendente mundo abierto.
  • Un argumento increíble
  • Los momentos terroríficos del declive

Malo

  • Las batallas contra los jefes finales
  • Tarda mucho en arrancar
9.2

Asombroso

Contraseña perdida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Show Buttons
Hide Buttons
X